miércoles, 16 de mayo de 2012

Villa Vetustus

Adriana y Jessica eran dos reporteras que investigaban a casos paranormales. Un día les llego una carta a su oficina del diario donde trabajaban por una leyenda urbana, en la cual hablaban del caso de una mujer que aparece cada 10 años en el mundo de los vivos en el cementerio de Villa Vetustus, un pueblo donde se concentraba la mayoría de la gente de la tercera edad. El día de la aparición se acercaba y estas dos chicas decidieron ir a investigar esta leyenda urbana.

Las chicas emprendieron el viaje, tomaron la carretera para llegar a Villa Vetustus, ya que no había otra manera de llegar, se encontraba a 250 kilómetros de la ciudad, pero no aparecía en el mapa, al llegar a ese kilómetro, deberían buscar un camino que no estaba en buen estado para poder llegar a la Villa, y después cruzar un río.


Jessica y Adriana llegaron hasta una cabaña donde había un anciano que realizaba viajes en una lancha para atravesar el río y llegar a Villa Vetustus. El anciano actuaba de manera extraña, las miraba y sonreía de una manera sospechosa. Las chicas eran escépticas pero por alguna razón les daba desconfianza la mirada de este anciano que hablaba poco, pero… cuando finalmente al atravesar un el río y llegar a la Villa, les dijo, buen viaje sin retorno, y no olviden de mirarse al espejo para poder recordar su hermosa juventud… y sonrío… se dio la media vuelta y regreso a su cabaña.



Las chicas solo comentaban que estaba loco aquel viejo. La Villa, estaba en mal estado… no había gente por las calles, se veía abandonada y silenciosa. Caminaron varias cuadras para buscar alojamiento, mientras mas caminaban, la gente salía de sus casas y se les quedaba mirando, todos en silencio, las chicas saludaban pidiendo orientación para encontrar un hotel, y la gente solo se metía de nuevo en sus casas, cosa que se les hacia muy extraño a las chicas.

Finalmente encontraron un lugar donde hospedarse, el único hotel en la Villa. Entraron y apareció una anciana, sin dientes, con poco pelo, jorobada y tuerta. Las miraba mucho, y les ofreció la habitación numero 13. Las chicas preguntaron cuando había sido la última persona que había visitado el hotel, y la anciana respondió que hacia ya 10 años de la última visita.

Las chicas subieron su poco equipaje al cuarto 13, el cual se encontraba muy empolvado y oscuro, no tenia luz, usarían velas para poder iluminar la habitación.

Siguiendo las indicaciones de la carta que recibieron, deberían estar puntualmente a las 12 de la noche en el cementerio para poder presenciar la aparición de la supuesta mujer descrita con una belleza incomparable, pero fantasma al fin y al cabo. Las chicas querían entablar contacto con el fantasma de esta mujer o descartar esta leyenda urbana como verdadera.


Ya eran cerda de las 12 y las reporteras siguiendo el mapa pintado en la carta llegaron al cementerio y se sentaron a esperar. De pronto empezaron a escuchar ruidos extraños, pasos, sentían las miradas de muchas personas, alguien se acercaba…

Empezaron a ver luces que se acercaban pero estaban a todo alrededor, cada vez mas cerca y mas cerca, las reporteras gritaban ¡quien anda ahí! ¡Identifíquense! Una de ellas encendió la cámara y la dejo prendida como para guardar constancia del suceso.

De pronto se escuchaban como cantos en otro idioma que repetían una y otra vez, y se escuchaban mas cerca y mas cerca…

Inmediatamente, se encendió un circulo de fuego alrededor de las jovencitas, no podían salir de ahí, ellas ya estaban desesperadas pues no sabían que sucedía cuando de pronto, pudieron distinguir a muchos ancianos vestidos con túnicas negras, todos con una vela y repitiendo el mismo canto… era toda la villa que estaba reunida ahí a las 12 de la noche para esperar a la mujer hermosa.

Las chicas preguntaban ¿que pasa? ¿Porque? ¿Que esta pasando? Ayuda!!! Pero nadie les respondía, Al dar las 12 en punto las velas se apagaron y la temperatura bajo a 0 grados, una presencia escalofriante se acercaba… Era la mujer hermosa que tanto esperaban, a la cual las dos chicas miraron y no podían moverse del frío y la sensación que les causo esta mujer. Inmediatamente… la mujer las toco en la frente con sus manos, repitiendo algo en otro idioma y las dos chicas empezaron a sentirse extrañas, su energía vital se estaba fugando de sus cuerpos, la mujer entraba succionando su juventud… cuando termino de alimentarse de ellas, las chicas se miraron y eran un par de ancianas de mas de 80 años, condenadas a vivir así el resto de sus días…

La mujer les dijo que si querían vivir 10 años, deberían llevarle de comer dos presas jóvenes, en la misma fecha y a la misma hora… La mujer se desvaneció… y todos se retiraron a sus casas… mientras que las 2 jovencitas quedaron atrapadas en esa villa sin salida… teniendo solo dos caminos… llevar una presa dentro de 10 años… o buscar la muerte.

Por cierto… Vetustus, en latín quiere decir Anciana o antigua…

4 comentarios:

  1. mier... y quien era la mujer hermosa ?

    ResponderEliminar
  2. gracias por las historias

    ResponderEliminar
  3. una historia predecible, falto sorpresa...

    ResponderEliminar